Un día como hoy, en 1968

Top 10 curiosidades del tercer disco de los Smiths
01/07/2017
Reseña: is this the life we really want?
01/07/2017

Un día como hoy, en 1968

Este día se celebra la publicación del segundo álbum de esta banda. Después de un psicodélico y fantástico disco debut (A piper of gates of Dawn) con Syd Barrett al mando, Pink Floyd atraviesa una situación complicada debido a la situación mental de su líder, causada por su adicción a los ácidos, que cada vez, se torno más y más difícil de controlar. Este problemita, les costó grabaciones y conciertos, Syd ya no estaba en condiciones de pararse en un escenario y tocar con normalidad.

A pesar de esta situación por la que atravesaba la banda, cabe reconocer el grandioso trabajo que hicieron con A Saucerful Of Secrets. Roger Waters asumió la dirección creativa intentando llenar el vacío que dejó la ausencia de Barrett, un genio, el diamante loco, y aunque su participación no fue nula, componiendo en su totalidad Jugband Blues (último tracklist del álbum) y participando en 2 canciones más, la banda vio la necesidad de integrar a un nuevo guitarrista, nada más y nada menos que a David Gilmour, un viejo amigo de Syd.

Este es el único álbum de Pink Floyd donde participan los 5 integrantes, y notamos musicalmente grandes aportes por parte de todos. Los escalofriantes Slides de Barrett (en Remember a Day), alucinantes riffs de bajo por Waters (en Let There Be More Light), los juegos de teclados de Wright y los primeros solos de guitarra por parte de Gilmour, este disco fue una obra grandiosa, y sirvió de transición al estilo musical progresivo por el que la banda se caracterizaría más adelante y sería reconocido por todos sus seguidores alrededor del globo.


Autor: Gelber Santiago Morán F. | Fuente: www.efectofuzz.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.